In Consejos Farmacia Aribau 18

La enfermedad y su vacuna

La gripe es una enfermedad causada por un virus del mismo nombre, contagiosa, que se presenta en brotes epidémicos todos los otoños-inviernos y se caracteriza por fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos, dolores musculares y articulares, cansancio y malestar general.

La gripe suele evolucionar hacia la curación de forma espontánea, pero en personas con disminución de las defensas (personas mayores, pacientes trasplantados, pacientes con sida, cáncer y con enfermedades crónicas como diabetes) o problemas cardíacos o con problemas pulmonares crónicos, puede producir complicaciones graves (neumonía, desestabilización de su enfermedad crónica, crisis cardiacas) con una importante aumento de la mortalidad.

Se contagia a través del aire a partir de individuos enfermos cuando estornudan o tosen.

La vacunación anual frente a la gripe ha demostrado ser la medida preventiva más eficaz para disminuir la frecuencia de aparición de la enfermedad, de las complicaciones asociadas, e incluso para evitar la mortalidad asociada, entre los grupos de población descritos. Por ello está recomendada por todas las organizaciones sanitarias y asociaciones científicas.

En nuestro país están comercializados distintos tipos de vacuna. Las que se utilizan en las campañas anuales suelen ser de virus inactivados, cultivadas en células de embrión de pollo y que se aplican por inyección intramuscular. En pacientes con tratamiento con anticoagulantes la aplicación debe ser subcutánea.

¿Quién y cuándo debe vacunarse?

Se recomienda la vacunación en los siguientes casos:

  1. Personas con mayor riesgo de padecer complicaciones de una gripe:
    • Mayores de 60 o 65 años.
    • Embarazadas en las que coincidirá el segundo o tercer trimestre del embarazo en la temporada de gripe (noviembre a marzo).
    • Pacientes con enfermedades crónicas de los bronquios, corazón, riñón o hígado.
    • Personas con diabetes, cáncer o sida.
  2. Personas que puedan transmitir la gripe a individuos incluidos entre los pacientes con riesgo de padecer complicaciones (familiares, cuidadores y sanitarios).

Si cree estar en alguna de las circunstancias anteriores, debe consultar con su médico y él valorará la indicación de vacunación de forma individual.

¿Quién no debe vacunarse?

Pacientes con alergia al huevo o a cualquier otro de los componentes que se utilizan en la elaboración de las vacunas.

¿Qué efectos adversos puede ocasionar la vacuna?

Las reacciones locales (dolor, enrojecimiento) y la fiebre son los problemas producidos con mayor frecuencia. Raramente se producen otras reacciones de tipo alérgico, posiblemente debidas a las proteínas del huevo que puede contener la vacuna.

Las reacciones alérgicas requieren un tratamiento médico inmediato. Las reacciones tardías suelen desaparecer espontáneamente en 1 o 2 días. Puede utilizarse tratamiento sintomático para aliviar los síntomas.

La vacuna se prepara con virus inactivados, por lo que no puede causar ninguna enfermedad ni mucho menos la gripe.

Recent Posts
Contacta con nosotros

Escríbenos y ¡No te quedes con la duda!

0

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies